"Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro"
— Confucio

INICIO DE AÑO
El primer mes del año (enero), resulta siempre de interés al suponer o identificarlo como un relativo buen termómetro del sentimiento de los inversionistas para todo el año. A pesar de las distintas variables (anticipadas y desconocidas) que siempre presenta un periodo anual, las cuales tienen un impacto definitivo en la tendencia del mercado y a lo poco recomendable del uso de una estadística para estrategias de inversión, generamos las siguiente nota MEMORIA.

INDICADOR ENERO: 59% DE  CORRELACIÓN
Hasta ayer, miércoles 18 de enero de 2017, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) acumulaba un avance del 1.57%. Resulta aún temprano saber cómo terminara el mes, sobre todo cuando mañana inicia formalmente el periodo de cuatro años del Presidente Donald Trump en EUA, el cual como es bien sabido ha amenazado con revisar tratados comerciales y migratorios con México. La tendencia final del mes de enero, ha coincidido en los últimos 32 años (1985 – 2017) con el 59.4% de las veces de la tendencia final de todo el año. El 43.8% con una tendencia positiva y el 15.6% con un saldo negativo. Por otra parte, otra correlación positiva que se ha observado en el 31.3% (10 años) de ésta misma muestra de 32 años, ha sido cuando enero termina con una tendencia negativa pero el año con una tendencia negativa. Lo más rescatable de esta estadística sin duda es el hecho de que independientemente de cómo termina enero, es que el IPyC ha terminado con un saldo positivo (poco o mucho) en 24 de los 32 últimos años, es decir en una proporción del 75% de las veces, validando así la naturaleza positiva de esta alternativa de inversión.

COYUNTURA 2017
Sin duda, un año de grandes retos y desafíos. Sin haber iniciado el año (diciembre), los pronósticos de crecimiento económico (PIB) del país para 2017 ya se ajustaban en promedio de 2.5% a niveles de 1.7% por el consenso del mercado. La debilidad del peso, el alza de gasolina, son algunas variables que dibujan una mayor presión en la inflación y en consecuencia nuevas alzas en las tasas de interés (después de los cinco movimientos de avance que vimos el año pasado).

Los temores con una menos calificación a la deuda de México y por el “ruido” que el ambiente político propicie un año preelectoral, son también variables de potencial volatilidad para los mercados. La realización del Brexit en el 1T17, distintas elecciones presidenciales en Europa y los temores comerciales entre China y EUA por la entrada de D. Trump se suman también a lo que parece un año complicado.

1

Para leer la nota completa clic aquí Memoria20170119