"El único medio de vencer en una guerra es evitarla"
— George Marshall

CRECE TENSIÓN
A menos de una semana de haber realizado un ensayo militar en el que un misil sobrepasó el territorio Japonés (lo que propició que el 1er Ministro,  Shinzo Abe, diera una alerta nacional, convocara una reunión de emergencia en la Organización de las Naciones Unidas –ONU- y calificara el evento de “una grave amenaza sin precedentes”), este domingo, 3 de septiembre, Corea del Norte realizó nuevamente ejercicios militares con una Bomba de Hidrógeno (Bomba “H”)”. El Presidente D. Trump, quien ya tuvo fuertes declaraciones al respecto, amenazó con mayores sanciones comerciales al detener todo comercio “con cualquier país que haga negocios con Norcorea”. Más tarde, tras una reunión con asesores militares, el Secretario de Defensa de EUA, Jim Mattis comentó “quien amenace a EUA recibirá una respuesta militar masiva”. Trump habló luego con su homólogo japonés para reiterar el apoyo a sus países aliados utilizando diplomacia y milicia al tiempo que Corea del Sur realizó también ensayos con misiles balísticos. La reacción en los mercados no se hizo esperar, los inversionistas anticipan refugio en alternativas tradicionales ante estos eventos: El oro y el dólar.

SEXTO ENSAYO EN EL AÑO
Se trató de la sexta prueba nuclear en la historia de Norcorea. El estallido de la Bomba “H” en el subsuelo provocó un terremoto de magnitud 6.3 que se sintió en China, Rusia y Corea del Sur. La potencia de la bomba es de 80 a 100 kilotones. La bomba que EUA lanzó sobre Hiroshima para terminar la 2ª Guerra Mundial fue de 15 kilotones. De las seis pruebas nucleares, cuatro han sucedido bajo la órdenes de Kim Jong-un, que llegó al poder a finales del 2011. Cada prueba ha sido más potente que la anterior (gráficas anexas). La variable geopolítica (guerra) es particularmente importante para los mercados pues su predicción en tiempo y magnitud es imposible. Los especialistas coinciden en que Norcorea no tiene intención de atender ninguna amenaza ni de respetar a nadie. Hace algunas semanas cuando Norcorea aparentaba disminuir su tono de respuestas a EUA, el Presidente D. Trump comentó que tenía la  impresión de que “el enemigo nos ha comenzado a respetar”.

1

Para leer la nota completa, clic aquí Memoria20170904