"Perder el dinero es a menudo un delito; adquirirlo por malas artes es aún peor y malgastarlo es lo peor de todo"
— John Ruskin

La Misma Historia

La volatilidad, preocupación y pánico que manifiestan estos días participantes frente a la caída del precio de las acciones principalmente en EUA no es nueva. El mayor riesgo en realidad radica en la posibilidad de tomar decisiones equivocadas frente a dicho escenario. Por tal motivo, me pareció importante compartir con usted el texto de un capítulo que aparece en el libro El Riesgo es no Invertir en Bolsa” que publiqué en septiembre de 2009. En medio de una tremenda crisis financiera (no es el caso hoy), resultaba difícil atender escenarios a mayor plazo. Desde esos complicados días hasta hoy, el índice Nasdaq acumula un avance de 227%. Triplicó un patrimonio en 9 años. Usted podría decirme, que seguramente en ese entonces las valuaciones no eran tan altas como ahora, a lo que yo contestaría como tampoco eran tal altos los crecimientos en utilidades conocidos y estimadas de las tecnológicas, aunque en realidad el P/U del Nasdaq en aquel momento era 49.08x vs. 29.5 de hoy…:

Con Manzanas

“A lo largo de 2008, a raíz de la fuerte caída en los precios de prácticamente todas las acciones, entre las preguntas más recurrentes estaban: ¿En dónde quedaron las pérdidas? o ¿Quién ganó o perdió?  Aunque resulte muy básico, expongo un explicación sencilla (con manzanas) que me ayudó a entender estas preguntas hace muchos años”. Suponga que usted, un tercero y yo tenemos tres manzanas cada uno y que éstas tenían ayer un precio de diez pesos por manzana ($10). Ello significa que cada uno de nosotros teníamos activos (manzanas) con un valor de treinta pesos ($30). Si el día de hoy, por cualquier razón (necesidad económica, ya no me gustan las manzanas, etc.) yo decido vender una sola manzana a un peso ($1), el nuevo valor de todas las manzanas es de un peso (aunque solo se haya vendido una). De esta manera, el valor de la inversión de sus manzanas disminuye de $30 a $3 pesos. ¿Usted Perdió? En sentido estricto ¡NO!, usted sigue teniendo los mismos activos que compró, es decir sus mismas tres manzanas, únicamente que ahora valen menos. Sí, tiene una minusvalía de $27 respecto al valor de ayer que se volvería una pérdida solo si usted las compró en $10 y decide venderlas en $1.

Lo mismo pasa con las acciones, no se trata de una ganancia o pérdida monetaria sino un cambio en el valor de las mismas. Si usted no vende, mantiene lo que compra… ¡Acciones de una empresa! Y es por esa misma razón que al momento de seleccionar acciones deben de tener buenos fundamentos. Si las empresas de las que usted es dueño mantienen su crecimiento, su rentabilidad y una estructura financiera saludable, con el tiempo recuperarán y superarán su valor. Usted sabe que sus manzanas son muy buenas y no frutas maltratadas. Si de manera contraria, usted no se siente cómodo con las empresas de las que hoy es dueño por aspectos de carácter fundamental, no dude en cambiarlas (pero no deje de invertir).  Si las vende para comprar otras acciones con mejor potencial tampoco pierde, simplemente está intercambiando o transfiriendo su tipo de activos (manzanas por naranjas, pues habrá mayor demanda por el jugo de naranja que por la ensalada de manzana).”

Limpieza

Con los fuertes avances acumulados en los precios de las acciones de EUA, la posibilidad de un ajuste por toma de utilidades se esperaba desde hace muchos meses. Los tambores de una guerra comercial han sido un buen pretexto para que muchos inversionistas retiren ganancias, pero eso es diferente a una estrategia de salida ante la posibilidad de una recesión económica en EUA. En el fondo, las medidas comerciales del Presidente D. Trump) tienen como objeto seguir fortaleciendo aún más la ya muy favorable condición económica del país del norte. Si esta guerra comercial se traduce en una recesión, entonces se buscaría evitarlas lo más pronto, mientras tanto el muy particular estilo de negociación de D. Trump seguirá generando volatilidad. A la apertura de hoy el índice tecnológico Nasdaq perdía más de dos por ciento (-2.0%). Al terminar de escribir esta nota estaba positivo en 0.25%… ¡No entre en pánico!