"Antes de ganar un juego, debes evitar perderlo"
— Chuch Noll

Además de Invertir en Bolsa

Estoy convencido de la inversión bursátil, como la mejor alternativa para construir patrimonios a mayor plazo. Sin embargo, recientemente leí un artículo de Barry Ritholtz, extraordinario consultor y periodista. Barry criticaba a muchos gurús que ofrecían “mentalidad” de millonario para alcanzar metas patrimoniales. Las considera ilusorias e insuficientes y sólo con efecto placebo (coincido completamente). En vez de ello, Barry ofrece una selección de actitudes que ha podido identificar en el tiempo a través de sus entrevistas con un sin número de millonarios. Lo más importante es que no recomienda exactamente hacer lo que ellos hacen (su circunstancia individual puede ser única). Recomienda más bien escuchar con mucho cuidado: ¿Cuándo se desarrolló su filosofía? ¿Quiénes fueron sus mentores? ¿Qué errores cometieron y qué aprendieron de ellos? Existen muchos rasgos en común:

Siete (/) Actitudes en Común de Millonarios
  1. Estar basado en la realidad: Ray Dalio escribe ésto explícitamente en sus “Principios”, publicados en 2011. Todos los miembros de una muestra multimillonaria discutieron la importancia de discernir la realidad que otros han pasado por alto o malinterpretado. Howard Marks de Oaktree Capital explicó por qué necesita hacer algo más que simplemente captar la realidad. No entender el mundo tal como es le impedirá alcanzar el éxito sostenible a largo plazo.
  2. Trabajar duro: Nadie en la lista heredó gran riqueza, todos los multimillonarios fueron hechos a sí mismos y eran hombres (todavía no he entrevistado a ninguna de las 256 mujeres multimillonarias). Discutieron el trabajo largo y duro, especialmente en los primeros días de sus carreras. Muchos de ellos trabajaron mucho, se esforzaron mucho y fueron más astutos que sus competidores para lograr su éxito.
  3. Enfóquese en el proceso: Nadie en este grupo se enfoca en los resultados. Todos son inversores orientados a procesos. Comprender los resultados probabilísticos, aprender de los errores, fallar bien, fueron cualidades frecuentemente citadas por los miembros de este grupo.
  4. Leer ampliamente: Este es otro rasgo que comparten casi todos los miembros del grupo. No solo leyeron libros relacionados con las finanzas, sino una gran variedad de obras de historia, biografía y filosofía. Los multimillonarios buscaban ser más inteligentes, aprender más y tener una comprensión más profunda del mundo.
  5. Sé afortunado: El reconocimiento constante del papel de la casualidad jugado en sus vidas fue tal vez el más sorprendente de todos los sentimientos compartidos entre esta tripulación. Todas las personas mencionaron cuánta buena fortuna aleatoria se les había presentado.
  6. Golpes de oportunidad: Combine el trabajo duro con la suerte y cree oportunidades. Suerte, sí, pero listo para actuar cuando la fortuna sonríe. Si tienes suerte pero no estás a la altura de las circunstancias, entonces la suerte no tiene sentido. Estar bien preparado para sacar provecho de lo que proporciona la providencia era un tema constante.
  7. Sé humilde: El éxito en el mercado requiere humildad. A veces, puede ser humillante. Pero la humildad de estos súper exitosos y ultra ricos hombres fue otra sorpresa.

Así que lea todos los libros de autoayuda que quiera, pero evite las ilusiones. La virtud de estar basado en la realidad, orientado al proceso, trabajador, leído y humilde son formas evidentes de trabajar para lograr el éxito en cualquier campo. En lugar de la “mentalidad millonaria”, adopte un “comportamiento multimillonario”. Se alegrará de haberlo hecho.