"Nuestra economía no se recuperará hasta que el mercado inmobiliario se levante"
— Mark Zandi

OBJETIVO
En esta nota se presenta la evolución mensual del sector inmobiliario y se monitorea el comportamiento de dicha rama, misma que tiene una relevancia económica importante ya que contribuye con 17.0% del PIB de EUA (5.0% de inversión residencial y 12.0% de servicios inmobiliarios).

CONCLUSIONES
Derivado de que por tercer mes consecutivo se observa una pérdida de dinamismo en la oferta y demanda inmobiliaria, podemos esperar un cambio en la tendencia positiva de meses anteriores. El mercado de vivienda en EUA se encontró definido por los siguientes tres elementos: i) el bajo grado de afectación del incremento en la tasa objetivo de la Fed, ii) la sincronía en el comportamiento de la oferta y demanda y, iii) el cambio en los factores que inciden en la decisión de compra.

En su segmentación, en el mercado de vivienda existente, la razón de inventarios[1] permaneció oscilando en un nivel adecuado (4.4 meses). Ello indica que el mercado permaneció en equilibrio en los fundamentales.

Respecto a la vivienda nueva, tanto las ventas como los indicadores de oferta registraron desaceleraciones por tercer mes consecutivo. La confianza de consumidores y  constructores, presentó moderación en sus resultados. Al ser ambos indicadores adelantados, prevemos que dicho comportamiento se mantenga en el corto plazo. No podemos descartar afectaciones en el sector derivado de la volatilidad generada por el ciclo de alza en tasas.

1

Para leer la nota completa clic aquí